jueves, 5 de marzo de 2009

Lugrís, O barco en botella


Urbano Lugrís es un pintor gallego que siempre me cautivo, por su estilo y su fantasía. Muchas veces venia a Marín y Bueu y quien sabe si en aquellas visitas que de novios hacíamos al entonces museo privado de la familia Massó en Bueu nos toparíamos alguna vez con el. El museo antiguo tenía el encanto de lo personal y siempre que querías verlo un señor en la puerta, amablemente te dejaba pasar. Nos encantaba ver la magnifica colección de barcos en botella y estoy segura que Lugrís tomaría como modelo alguno ya que era amigo de la familia.
Si es verdad que existe un lugar donde todos nos encontramos más allá de la vida, yo lo buscaré y hablaré con el de monstruos marinos, de caracolas, de barcos en botella de Julio Verne y entre relato y relato lo veré pintar. 

 Nos casamos en 1970 y seguíamos con la idea de conseguir un barco en botella. Un día Antonio apareció con una gran botella de “Coñac 501, Carlos y Javier de Terry" y me dijo ¿tu quieres un barco en botella? Pues yo te lo hago.
En 1973 moría Lugrís y aquella Navidad el barco en botella ya estaba terminado.
Hace muy pocos días se me ocurrió hacer un pequeño relato inspirándome en el barco en botella y por esas casualidades de la vida coincide con el regalo de un libro de “Antón Patiño – Urbano Lugrís - Viaje al corazón de Océano”https://www.casadellibro.com/libro-urbano-lugris-viaje-al-corazon-del-oceano/9788495364784/1237772 un libro muy bien documentado y con laminas a color de la obra del pintor. En la pagina 86 una de las laminas lleva la siguiente nota
“Desde el balcon” Urbano Lugrís"
Mi intención era hacer un pequeño homenaje al barco en botella de Antonio, pero sin quererlo tal como empiezo el relato y por su contenido rindo homenaje también a Lugrís. Asi que a la hora de hacer la foto quise poner los dos elementos que salen en primer plano, la botella y la flor, que según un comentarista del cuadro de Lugrís es una rosa pero yo juraría que es una Camelia.

O barco en botella. Conto
Desde o balcón viuno atracar con mestría. O capitán saltou a porto para sentar na taberna máis próxima e contemplar desde alí o seu vello bergantín. Os dous puñan fin ás súas aventuras, a tantos anos de viaxes nos que superaran infernais temporais, calmas insoportables, destinos incertos e unha vida fantástica, moita vida xuntos. Chegada a hora, o barco desaparecería, pero o capitán non estaba disposto a consentilo, el non podía separarse do seu barco. Saíu da taberna cunha botella na súa man e con paso decidido achegouse á rampla e aos poucos penetrar na auga ata os xeonllos, lavou a botella coa auga salgada e unha vez ben limpa tomou o camiño da súa casa. Aquela noite non puido durmir e antes de que amencese xa tiña posta unha especie de masilla no interior da botella e cunha barita longa moldeaba a masa dándolle forma simulando as ondas do mar e máis tarde preparou un pincel que suxeito á barita. Con sumo coidado foi dando a cor azul ultramar e logo o branco para a crista das ondas. Agora só tiña que meter o barco e para iso necesitaría un pouco de maxia... Logo duns días de pescudas, por fin puido acudir á casa dunha feiticeira famosa polos seus poderes. Sobre a mesa deixou caer unha apreciable cantidade de onzas de ouro pedíndolle a cambio que fixese un encantamento para reducir o tamaño do seu barco de tal xeito que collese dentro da botella. A feiticeira aceptou o encargo, pero antes advertiu ao capitán “unha vez feito non se poderá dar marcha atrás”. Antes do alba acudiron ao porto e tras un cantos conxuros, o barco empezou a reducir o seu tamaño ata quedar tan pequeno, que o capitán puido recollelo da auga coa palma da súa man. De regreso a casa amencía, a brisa do mar deslizábase entre os dedos da súa man que agora suxeitaban o diminuto barco, mentres, sentía unha estraña sensación de frío e calor que percorría todo o seu corpo. Xa na casa e animado pola ansiedade, rapidamente dispúxose a introducir o barco na botella... pero con desolación deuse conta que non podía facelo, os paus do barco non entraban polo pescozo da botella. Entón acudiu de novo á bruxa, pero esta díxolle que xa non tiña remedio, o conxuro non se podía modificar, pero lle deu a dirección dun artesán, quizais este home podería darlle algún tipo de solución. Así o fixo e rogoulle ao artesán que o acompañase á súa casa, alí ensínolle o barco e o problema. O artesán sorriu e empezou a traballar. Primeiro ato unhas finas cordas ás puntas dos paus do barco, logo con moito coidado preto da súa base foi cortándoos case do todo un a un ata que puido dobralos, engadindo ao corte unha potente dose dun pegamento especial e moi amodo foi introducindo o barco polo pescozo da botella, cando o tubo dentro tirou con mestría das cordas e os paus puxéronse en pé quedando xa fixos pola acción do potente pegamento. Fai xa moitos anos que morreu o capitán e no porto aínda hoxe coméntase a estraña desaparición daquel vello bergantín.
A.Cris
Fotos realizadas por A.cris
“O barco en botella” relato creado por A.crisHay una traducción del relato en comentarios poner las dos se me hacia demasiado largo

11 comentarios:

abueloscrisytoño dijo...

El barco en botella

Desde el balcón lo vio atracar con maestría. El capitán saltó a puerto para sentarse en la taberna más próxima y contemplar desde allí su viejo bergantín. Los dos ponían fin a sus aventuras, a tantos años de viajes en los que habían superado infernales temporales, calmas insoportables, destinos inciertos y una vida fantástica, mucha vida juntos.
Llegada la hora, el barco desaparecería, pero el capitán no estaba dispuesto a consentirlo, él no podía separarse de su barco.
Salio de la taberna con una botella en su mano y con paso decidido se acerco a la rampa y poco a poco se adentro en el agua hasta las rodillas, lavó la botella con el agua salada y una vez bien limpia tomo el camino de su casa.
Aquella noche no pudo dormir y antes de que amaneciera ya tenia puesta una especie de masilla en el interior de la botella y con una barita larga moldeaba la masa dándole forma simulando las olas del mar y más tarde preparo un pincel que sujeto a la barita. Con sumo cuidado fue dando el color azul ultramar y luego el blanco para la cresta de las olas. Ahora solo tenía que meter el barco y para eso necesitaría un poco de magia…
Después de unos días de pesquisas, por fin pudo acudir a la casa de una hechicera famosa por sus poderes.
Sobre la mesa dejo caer una apreciable cantidad de onzas de oro pidiéndole a cambio que hiciera un encantamiento para reducir el tamaño de su barco de tal manera que cogiese dentro de la botella.
La hechicera acepto el encargo, pero antes advirtió al capitán “una vez hecho no se podrá dar marcha atrás”.
Antes del alba acudieron al puerto y tras uno cuantos conjuros, el barco empezó a reducir su tamaño hasta quedar tan pequeño, que el capitán pudo recogerlo del agua con la palma de su mano.
De regreso a casa amanecía, la brisa del mar se deslizaba entre los dedos de su mano que ahora sujetaban el diminuto barco, mientras, sentía una extraña sensación de frío y calor que recorría todo su cuerpo. Ya en la casa y animado por la ansiedad, rápidamente se dispuso a introducir el barco en la botella… pero con desolación se dio cuenta que no podía hacerlo, los palos del barco no entraban por el cuello de la botella.
Entonces acudió de nuevo a la bruja, pero esta le dijo que ya no tenía remedio, el conjuro no se podía modificar, pero le dio la dirección de un artesano, quizás este hombre podría darle algún tipo de solución.
Así lo hizo y le rogó al artesano que lo acompañara a su casa, allí le enseño el barco y el problema. El artesano sonrió y empezó a trabajar. Primero ato unas finas cuerdas a las puntas de los palos del barco, luego con mucho cuidado cerca de su base fue cortándolos casi del todo uno a uno hasta que pudo doblarlos, añadiendo al corte una potente dosis de un pegamento especial y muy despacio fue introduciendo el barco por el cuello de la botella, cuando lo tubo dentro tiro con maestría de las cuerdas y los palos se pusieron en pie quedando ya fijos por la acción del potente pegamento.
Hace ya muchos años que murió el capitán y en el puerto aun hoy se comenta la extraña desaparición de aquel viejo bergantín.
ACris

abueloscrisytoño dijo...

La de mi fotografia sí es una Canelia. A. Cris

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

Que bonita historia... y las fotos.

Antón de Muros dijo...

Parabéns para Antonio, que armou o barco na botella! :-)

Moi boas fotos.
Por suposto que a túa flor é unha camelia ;-)

Gustoume como remata a historia.

Agora ten que comezar outra que fale do "pequeno" gran bergantín que ficou na súa prisión de vidrio...

Unha aperta.

Antón.

elvira carvalho dijo...

Muito interessante a homenagem e a lenda. Conheci um velhote em Moçambique, que metia lindos veleiros, em simples garrafas.
Um abraço

GINEBRA dijo...

Siempre me interesaron mucho los barcos dentro de una botella. De pequeña no podía entender como era posible que hubieran entrado ahí, ¿cómo lo hacían????. Bonito homenaje a Lugrís, el relato es fantástico, tienes mucha imaginación, a buen seguro que tus nietos están deseando que lleguen los findes para estar contigo y poder contarle cosas, cuentos, historias de piratas, hadas y de camelias que lloran y hablan...
He visto la tabla al óleo y yo tb opino que éso es más una camelia que una rosa, sea como sea, seguro que tu amigo está feliz de tu homenaje.
Besos Cris

A zanfonista dijo...

Sempre me gustaron estas cousas. Meus avós teñánas e cando vou pásome todo o tempo observándoa. Bicos.

paideleo dijo...

Fermosa homenaxe a un pintor marabilloso.
A camelia do Leo chora en Arbo.

elvira carvalho dijo...

………………….;_'.-._
……………….{`--♥.-.'_,}
………………{;..\,__...-'/}
....._.;_'.-._ …{..'-`.♥_;..-';
...{`--.♥-.'_,}…`'--.._..-' ....._.;_'.-._
.{;..\,__...-'/}…._.;_'.-._ ...{`--.♥-.'_,}
.{..'-`.._;..-';.{`--.♥-.'_,}.{;..\,__.. .-'/}
....`'--.._..-'.{;..\,__...-'/.{..'-`.._ ;..-}
........,--\\..,-"…`'--.._..- .....--.._..-
...... ....._.;_'.-._..... ||......//
..........{`--.♥-.'_,}.,-"-.....//.,-"-. .
........{;..\,__...-'/....'-.\.// (..'-...\
………..{..'-`.._;..-'. ,/. // ;---,
......../....-'.)\\......... /.,-"-....\
........\,---'`...\\.......//. (..'-.....\
.....................\\ ..//
................../_\\Y//_\
.................(_,-}={-,_)
...................\_//((\_/
.....................//))(\
....................(/..))
........................((
.........................\)

Para si neste dia especial.
Um abraço

abueloscrisytoño dijo...

PAIDELEO,no sabes la alegría que me da ver la camelia de Leo tan llena de flores y tan bien cuidada y me gusta mucho eso de que "chora" no lo savia, como siempre se aprende mucho curioseando tu blog.
ELVIRA gracias por las flores
ANTÓN, "ORIENTADOR",GINEBRA,A ZANFONISTA graciñas por la visita

abueloscrisytoño dijo...

ANTÓN, estoy pensando un relato con tu sugerencia… el barco estará preso en la botella pero gracias a eso se salvo del desguace.